in

Canelo y GGG se ponen el uniforme de rayas más famoso de la historia del deporte

El campeón indiscutido de las 168 libras Saúl ‘Canelo’ Ålvarez y su próximo retador el kazajo Gennadiy Golovkin trasladaron su pública animadversión a la loma de los sustos del famoso Yankee Stadium en el Bronx para el segundo capítulo de su primera gira promocional a lo ancho de los Estados Unidos en el preámbulo del juego de los Yanquis de Nueva York ante los Atlético de Oakland este lunes 27 de junio que ganaron los primeros 9 carreras por 5.

Ambos hicieron el lanzamiento ceremonial al tiempo previo al juego en el que el mexicano mostró mejor brazo lazando la bola a un receptor improvisado luego de tener el careo acostumbrado en el plato del famosísimo diamante de Las Mayores.

Previo a todo este acto, que demuestra la capacidad promocional de Eddie Hearn como promotor al llevar a este par de peleadores a una plaza promocional como el estadio de los Yanquis, se produjo una segunda rueda de prensa en Manhattan donde Canelo Ålvarez reconoció que su segunda pelea con GGG pudo haber tenido un resultado controversial.

“Fue una pelea cerrada”, dijo Álvarez sobre la segunda pelea durante su encuentro con la prensa de la Gran Manzana. “Estoy motivado para terminar con esta rivalidad”.

Cuando se le pidió que aclarara que “entendió” que muchos observadores no creían que le había ganado a Golovkin en la segunda pelea, Álvarez respondió: “Entiendo”.

 

 

El boxeador dominicano Michael Rivera y el peso de la silenciosa discriminación en los EE.UU.

Mánager de Óscar Rivas ve con buenos ojos pelea ante Deontay Wilder