in ,

Teófimo López regresó a lo grande: veloz y con el poder de siempre para noquear

El neoyorquino Teófimo López dio una gran demostración de poder y velocidad para asegurarse un retorno pletórico de argumentos al boxeo después de su derrota de hace nueve meses al noquear al mexicano Pedro Campa en el séptimo asalto de una reyerta estelar de una velada en Las Vegas.

López estaba metiendo los pies en las 140 libras, su nueva categoría, y lo hizo con lujo al dar grandes destellos de velocidad, brillando por momentos en la defensa, recibiendo algunas manos de Campa, pero imponiéndose en todos los terrenos para una victoria de ‘resurrección’, como el mismo Teófimo calificó su retorno al boxeo.

Campa hizo lucir a su rival con raícse hondureñas al proponer una contienda de intercambios permanentes, soportando buen castigo por momentos y permitiendo que López mostrara lo mejor de su arsenal.

Una combinación de 1-2 en el asalto siete, terminando con un cruzado de izquierda que le rompió la defensa a Campa, marcó el principio del final del aguerrido azteca que se fue a la lona, supo administrar el mal momento, el árbitro Tony Weeks le hizo el conteo de ocho y el mexicano continuó.

En la reanudación, Teófimo se vino con todo, sacó sucesivas manos a la cabeza de Campa, el centroamericano no tuvo una respuesta óptima por lo que Weeks se interpuso entre los dos boxeadores para finiquitar la pelea por nocaut técnico.

El frenesí estalló en la esquina de López, en especial su padre, quien vestido de dorado celebró a rabiar el retorno de su hijo.

“Me sentí muy bien, no tenía muchas piernas, pero mis manos lucieron bien. Campa pega duro, pero le aguanté. Me hace prever que todos estos boxeadores son lentos (dijo entre risas). Josh Taylor, ese el nombre que quiero poner frente a mí. Tiene los títulos y es lo que quiero”, dijo Teófimo en la entrevista final.

 

El puertorriqueño Xander Zayas impresionó con poder y resistencia para sumar un KO más a su récord

Triunfo en Massachusetts para Juan Carlos Carrillo