in

Vasyl Lomachenko destruyó a Jason Sosa y continúa siendo campeón

En el MGM National Harbor, de Maryland (Estados Unidos), el ucraniano Vasyl Lomachenko (8-1, 6 KOs) derrotó a Jason Sosa (20-1, 15 KOs) y retuvo su cetro mundial del peso súper pluma por la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Lomachenko demostró por qué es considerado uno de los mejores libra por libra del mundo, propinando una gran cantidad de golpes a su rival, con certeza y potencia en cada uno de ellos.

Incluso, según las estadísticas presentas posterior al combate, mostraron que Lomachenko conectó un total 275 goles a la humanidad de Sosa, donde 217 de ellos fueron al rostro mientras que de 58 los destinó a la zona hepática.

De esta manera, el ucraniano defendió por segunda vez consecutiva el cetro ecuménico de las 130 libras por la OMB.

Así fue la pelea

Primer asalto: no hubo tanto estudio, con Sosa moviéndose inteligentemente, evitando ser blanco fijo de Lomachenko que iba hacia adelante para conectar los mejores golpes.

Segundo round: Lomancheko explotó en rapidez y potencia, combinando en un par de ocasiones a Sosa para ponerlo en malas condiciones, sin embargo, el estadounidense demostró su preparación y se mantuvo en pie, aunque perdió en las tarjetas.

Tercer asalto: Sosa salió con más ímpetu pero Lomachenko contragolpeó y montó en el dominio del combate, demostrando su habilidad para cortar el ring y evitar que el estadounidense se moviera con facilidad en todo el cuadrilátero.

Cuarto round: Vasyl hizo fallar a Sosa, que mostraba graves signos de castigo en su rostro producto de los golpes fuertes de su rival.

Quinto asalto: el ucraniano conectó a la humanidad de Sosa con un tremendo poder y facilidad, mostrando muchísima superioridad como boxeador, demostrando por qué es reconocido por mucho como el mejor libra por libra.

Sexto round: la pelea continúo su curso, mostrando a Lomachenko trabajando con golpes curvos y por el costado sobre la humanidad de Sosa, que resistía como podía ante un imparable Vasyl.

Séptimo asalto: mejor cerrando el round que abriéndolo el ucraniano, que conectó un potente recto de izquierda que estuvo a punto de enviar al estounidense a la lona.

Octavo episodio: durante tres minutos continuos, Lomachenko golpeó con certeza, velocidad y fortaleza a Sosa, sacó una ráfaga brutal y criminal que incluso tuvo al referí al filo de detener la pelea.

Noveno round: el estadounidense salió con rapidez y fortaleza en busca de Lomachenko, que con técnica e inteligencia se dedicó a moverse y lanzar golpes certeros. Al final de este asalto, la esquina de Sosa decidió que su boxeador no saldría a boxear más.

Por: Karoll Pienda – @karollpinedam / Foto: Top Rank

Abultada victoria de Terry Flanagan sobre Petr Petrov en Inglaterra

“Vine a demostrar que soy el mejor luchador del mundo”: Lomachenko