in

Fury y Wilder ya están en Las Vegas

Tyson Fury y Deontay Wilder cumplieron con su gran arribo, previo al duelo del sábado en Las Vegas, en la primera defensa de Fury como campeón pesado del CMB, en el marco de su trilogía.

Tyson Fury siente que las constantes afirmaciones de Deontay Wilder lo están volviendo loco, y el Rey Gitano ha prometido aplastar la cara de su oponente este fin de semana.

El Rey Gitano dice que las excusas que Wilder está dando es para darse ánimo y ganar, pero Fury dice que no hay posibilidad de que eso suceda.

“Hemos boxeado 19 rounds en las dos peleas y él prácticamente ganó dos. Wilder, en mi opinión, ha salido con todas estas cosas diciendo que hice trampa porque tiene que intentar vender la pelea de alguna manera”, dijo Fury. “¿Sabes qué? Voy a hacer trampa de nuevo porque le voy a romper la cara. Según él, eso es hacer trampa porque se supone que no debe perder. Desafortunadamente, voy a volver a hacer trampa. Voy a patearle el trasero”.

Una vez Wilder superó la decepción inicial, consideró una ventaja el tiempo adicional de los retrasos para prepararse. El aplazamiento de dos meses y medio de su tercer combate le dio a Wilder la oportunidad de perfeccionar su plan mientras trabajaba con un nuevo entrenador, Malik Scott.

“El retraso fue una bendición, una bendición para mí”, dijo Wilder. “Sabes, cuanto más lo demoraban, más tiempo teníamos para trabajar en nuestro oficio y arte, y para repasar aún más, estratégicamente, repasar el plan de juego que tendremos el 9 de octubre. Estoy ansioso”.

Por: Redacción BDC

Rozicki, el rival invicto que enfrentará a ‘Kaboom’ Rivas

Prograis y Badou Jack firman con nueva compañía de promociones