in

‘Chuky’ se alista para defender la faja que le quitó a Escandón

Tras coronarse como campeón interno de las 122 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) cuando derrotó por decisión mayoritaria al colombiano Óscar Escandón, en abril del presente año, muchas cosas cambiaron para Moisés ‘Chuky’ Flórez: “Cambió mi mentalidad, mis entrenamientos, mi comportamiento para con la gente y el de la gente conmigo. Ha cambiado el sentido de todo. Cuando uno es aspirante se entrena de una manera, pero ahora como campeón es distinto. No me conformo con nada. Para mí un título interino no es suficiente, quiero más”, dijo Flórez en diálogo con Boxeo de Colombia.

‘Chuky’, por estos días, se alista para hacer sufrir una terrorífica noche al argentino Luis Emanuel Cusolito, el próximo 22 de septiembre en Hollywood, California, cuando ponga en juego la faja obtenida ante el tolimense.

Para este pleito, el mexicano se encuentra “trabajando más fuerte con el fin de llegar mucho mejor que como llegué a aquella pelea en la que gané el campeonato contra Óscar (Escandón)”.

“Esa pelea fue algo hermoso. Trabajé mucho para sonreír sobre el ring. Me gustó mucho esa pelea porque llegué sin ningún compromiso de demostrarle algo a alguien. Él era el campeón, el del compromiso era él. Esa pelea me dejó mucho aprendizaje porque fue un pleito duro, que nos deja experiencias y enseñanzas a ambos. Deja muchas cosas por corregir y otras por mejorar”, recordó con evidente alegría el pegador nacido en Guadalajara. “La preparación que tuve para esa pelea incidió en que no le sintiera tanto las manos. A este nivel nadie se hace cosquilla”, agregó.

Seguidamente, este diestro de 28 años, reveló que se avecinan cambios en su estilo. “En las 122 libras me siento bien, pero tengo decidido ir a las 126 el otro año. Estoy comiendo bien, sanamente, pero lo hago buscando a enfrenar a Leo Santa Cruz o a Abner Mares, que ya están en las 126. Voy a buscar enfrentar a cualquiera los dos”, informó.

“Estoy preparado para enfrentar a cualquiera de los dos, pero mejor, por mi estilo, sería con Leo, porque Leo va para adelante, pero Abner es más complicado, es más técnico”, concluyó.

Por: Marco Pérez Zapata | Carlos Mendoza Silvera

“Nos vamos a destruir”: La conclusión de Santa Cruz y Mares

Linda Lecca y Carolina Álvarez, nuevamente frente a frente por un título