in

Los tres campeonatos mundiales esquivos para De la Rosa

La carrera de Luis de la Rosa se perfilaba a ser de nivel mundial desde aquel 30 de julio de 2010, cuando se convirtió en el mejor minimosca de Colombia al vencer al experimentado cordobés, Luis Doria, en Cartagena, con una decisión unánime que reflejó su ligera superioridad en el ring y le permitió adjudicarse la faja de campeón nacional.

Con la correa en su poder De la Rosa fue llevado de inmediato a combatir por el interinato de la Organización Mundial de Boxeo, pero del peso mínimo, 3 libras por debajo de su categoría natural. La pelea fue contra el mexicano Raúl García, quien a pesar de estar peleando en tierras cartageneras, sacó la ventaja con una decisión dividida bastante polémica.

Casi ocho meses después De la Rosa reapareció en Medellín y confirmó que era el mejor 108 libras nacionalmente, pues venció en un solo round al bolivarense Farid Cassiani. Desde ahí ‘Chino’ realizó seis peleas en un año, todas terminaron con victorias para él. Hasta que nuevamente la OMB le brindó la segunda oportunidad de pelear por la misma faja esquiva anteriormente, esta vez frente al filipino Merlito Sabillo, en Cereté, pero cayó derrotado con un nocaut técnico en el octavo asalto.

En septiembre de 2013 el paisa fue promovido nuevamente por la OMB, pero esta vez para luchar por el título interino minimosca contra Moisés Fuentes, con la diferencia que debía desplazarse a México, siendo esta la primera vez que salía del país.

En el tan esperado duelo, De la Rosa vio venir al piso todos sus sueños y su preparación al ser noqueado en 2:40 del primer episodio. 10 meses después viajó a China y cayó en duelo por la corona Internacional de las 112 libras de la OMB, después de una decisión unánime. 3 meses después fue la AMB la que lo colocó a pelear por título fedelatin de las 105 libras, en Barranquilla, donde perdió en el primer capítulo frente al venezolano Alexis Díaz.

A sus 30 años, el púgil pensaba colgar los guantes pero una nueva oportunidad de título mundial de la AMB, en Japón contra el local Ryoichi Taguchi lo hizo retractarse. Las apuestas se inclinan por el nipón, pues es considerado más fuerte que muchos pegadores con los que De la Rosa ya perdió. Sin embargo, el colombiano no piensa dejar pasar su cuarta oportunidad de proclamarse en la cima del boxeo.

Por: Redacción BDC – Foto: MP Sport Images 

“De la Rosa tiene posibilidad, pero tiene que salir a buscar su pelea”: Pablo Carrillo

De la Rosa y Taguchi están en el peso