in

“Nunca había visto que robaran un TKO de una forma tan flagrante”

https://boxeodecolombia.com/wp-content/uploads/2015/12/Corte-.jpg

El pasado 21 de noviembre, en un pleito que se llevó a cabo en el Bendigo Stadium, en Victoria, Australia, la colombiana Dayana Cordero y Shannon O’Connell dejaron vacante el título Silver de los plumas del Consejo Mundial de Boxeo, luego que la australiana no puedira continuar el cotejo por un corte debajo de su ceja izquierda. El dictamen médico arrojó que un choque intencional de cabezas produjo la abertura que le imposibilitó continuar a la pegadora local.

El pleito terminó muy temprano, apenas en el tercer round. Los árbitros decidieron no dejar sin decisión la reyerta y dieron un empate, resultado que para la esquina de Cordero fue injusto, pues ellos alegan que en ningún momento hubo choque de cabezas, y que la lesión fue causada por un fuerte golpe de la nacida en Caucasia.

“No hubo choque de cabezas, fue un golpe de derecha muy fuerte y perfectamente tirado, cuando impacta y gira obviamente rompe, más si no le aplicaron una buena capa de vaselina. El golpe fue debajo del arco superciliar. En esa zona no entra cabeza, nunca. Llamaron al médico y dictaminaron golpe de cabezas cuando fue un nocaut técnico, en mi vida nunca había visto que robaran un nocaut técnico de una forma tan flagrante”, narró Alex Rambal, esposo y promotor y de Cordero.Corte

Para Rambal, si se daba continuidad al combate, O’Connell “no hubiera aguantado un round más. En el segundo y en el tercero se mantuvo en pie con dificultades”. Razón por la cual al bajar del ring el barranquillero expresó a Dayana: “ganaste la pelea”.

El Team Cordero, residenciado en Panamá, se encuentra entrenando bajo el mandato de Ricardo ‘Maestrito’ Córdoba para estar a tono de cara a cualquier lucha pactada entre las 118 y las 122 libras. Ya recibieron “una jugosa oferta” para ir a Canadá, pero en las 126 libras, razón por la cual decidieron rechazar la propuesta.

Por: Jeffry Almarales Nieto – @JeffryAlmarales / Foto: Steve Dilks y Alex Rambal 

El día que Andrés Pineda le puso el ojo morado a Enis Pacheco

La juventud de Deiner Berrio buscará irrespetar la veteranía de Valencia