in

¡Trilogía lista! Canelo y Golovkin, en el peso para el combate de mañana

Saúl ‘Canelo’ Álvarez y Gennady Golovkin están listos para la batalla. Tanto el mexicano como el kazajo cumplieron con la última prueba y están a punto poner final a una de las trilogías más esperadas por los fanáticos del boxeo, que esperan que este combate traiga muchas sorpresas para los asistentes al T Mobile Arena de Las Vegas.

El primero en subir fue Golovkin, quien estuvo acompañado de todo su equipo y lució ropa deportiva negra, con una gorra del mismo color que tenía sus iniciales de color azul, distinto a su equipo que tenían en la gorra las iniciales de Golovkin de color amarillo. Al subir al escenario, ‘GGG’ alzó sus brazos y saludo a los presentes, recibiendo aplausos y silbidos por igual.

Seguidamente fue el turno de Álvarez, quien lució una camiseta y un pantalón de color rojo, acompañado de su equipo y de varios cantantes que interpretaron una canción en su nombre. ‘Canelo’ se tomó el tiempo para saludar algunos fanáticos con una sonrisa, y ni bien subió al ring empezó a despojarse de su camisa.

Llegó el momento del pesaje: Gennady Golovkin se subió a la báscula en medio del abucheo de los presentes. Pesó 167.8 libras, quedando listo para la trilogía. A sus 40 años, Triple G se le vió en excelente condición física para afrontar el que puede ser el último gran reto de su carrera. Después fue el turno de Álvarez, que pesó 167.4 libras, confirmando que la última prueba había sido superada.

Finalmente, Álvarez y Golovkin posaron para las fotos y protagonizaron un tensionante cara a cara, en el que ninguno quiso demostrar ningún signo de debilidad previo al combate de mañana, en una trilogía muy esperada y que puede definir el futuro de ambos. Al ritmo de “Canelo! Canelo!” y “Triple G! Triple G!”, los asistentes quedaron a la expectativa del gran combate que paralizará el boxeo este fin de semana.

“Canelo tiene la oportunidad de noquear en el noveno o décimo round”: Xander Zayas

Óscar Rivas defendería su título Bridger del CMB en Barranquilla